Vajilla de arcillamenta en tu aparador.




- el sello personal y las herencias,
 
Convencida de que el centro de la casa es la cocina, 
me atrevo a decir que el aparador es "ese lugar", en el que se guardan los tesoros de hogar.
Creo que somos muchas, las que le damos importancia a la vajilla y la vamos juntando a ritmo propio. En muchos casos, los objetos que se van comprando, se suman a los objetos heredados. Y así, perfectamente se van ensamblando piezas de distintas épocas para llegar a una impronta propia. 

- cada pieza aguarda su momento,

El aparador es ese sitio en que toda esa historia espera, cada pieza aguarda su momento. Todo dependerá de la ocasión, la cantidad de sitios y nuestras ganas de jugar a la hora de desplegar "nuestra vajilla" sobre el mantel.

-tu parte de la historia,
Mi trabajo, es precisamente focalizar en esta idea. Y pensar cada nueva pieza como la sumatoria de utilidad, calidad, calidez y sobretodo singularidad, ya que busco distanciarme de los objetos que ya te cansaste de ver y podés conseguir en cualquier bazar. Sé, que estas buscando piezas que representen "tu" parte de esta historia. Y ése es mi desafío.

-muy exclusivo,

Cada serie es limitada, no te quedes sin tus piezas!


Comentarios