el mueblecito recuperado

llevo tiempo en esta tarea, cuando me preguntaban:  como andas?
respondía: - estoy reciclando un mueblecito para el taller.
con ustedes, las imágenes!!!!

Había una vez, un pobre y triste mueblecito, que no tenía ninguna misión. 

con un pasado que no conviene contar

 pero aún así, con detalles que lo hacían único

decidido a cambiar para siempre!
aceptó que el verdadero cambio comienza por dentro...

se concentró en los detalles

se replanteó su existencia...

 sabía que muy pronto llegaría su verdadera razón de ser

y encontraría su lugar en el mundo.
Fin.

Comentarios