10 de septiembre de 2017

Cara a cara




frío de sábado por la noche,
lejos del mundo...
dormilones en los pies y muy lookeada para hibernar,
me encuentro cara a cara con el mes de mayo.
tiempo de verificar rumbo...
momento en que los locos proyectos de verano, ya quedaron atras y son solo locura...
ó son pura realidad, concreta... concreta.
Por estos lares, y haciendo un zoom en mi trabajo, (que creo,es de lo que se habla en este blog)
cual si me subiera a un globo aerostático,
alcanzo a ver:
a una Sonia rodeada de macetas
por momentos corriendo y corriendo, por momentos detenida pensando,
con el delantal de jean, dibujando una nueva imágen para el taller,
tomando tecitos, comiendo galletitas triangulitos, y eligiendo colores.
Probando materiales que varían y variiiiiían...
buscando respuestas y encontrando preguntas.
Haciendo listas y dibujos de cosas.
Torneando, retorneando...
ilustrando... esmaltando y entrando en caos.
Hablando de cosas de otras épocas, 
aconsejando a las alumnas,
eligiendo ejemplos cinematográficos para evitar penas, 
y distribuyendo piezas y placas de horno.


 Ya aquí, mirando a mayo a la cara,
la risa del erizo me ilumina, y siento que no hace tanto frío.



3 de abril de 2017

momentos


Las situaciones nos atraviesan, 
sin planear, sin resguardo
simplemente las cosas suceden.
Sin demasiado anuncio, y aún envuelta en pura sensación de tener todo claro...
Hay momentos, en que todo se vuelve silencio.
Las prioridades cambian, las rutinas se alteran...
los compromisos en la agenda tienen otras palabras y otros sentidos.
Hay más tiempo y con él más preguntas... Los siento sinónimos. 

El momento del año y mi momento interior, no se conocen...
se miran, se acercan, creo que se huelen...
en algún punto, se comprenden... 
se dan tiempo, 
tratan de sintonizar.
Ambos saben que algo los une.
El interior necesita un abrazo, 
el del año mientras lo abraza bien fuerte, le susurra: 
-fuerza.

Cara a cara

frío de sábado por la noche, lejos del mundo... dormilones en los pies y muy lookeada para hibernar, me encuentro cara a cara c...